Santo y Blue Demon sí perdieron las máscaras, y fue en Acapulco hace 50 años

Advertisements