Entran un chino, un alemán, un gallego y un mexicano a una cantina… Y no pasa nada

Advertisements