Surgen los primero «polleros» para entrar a Palacio Nacional

Si hay algo que el mexicano tiene de sobra, es ingenio. Y lo ha demostrado desde siempre, encontrando posibilidades de negocio incluso en las opciones más inverosímiles. Por lo pronto, después que el pasado lunes un joven se colara a la mañanera, para hacerle llegar una petición al presidente Andrés Manuel López Obrador en persona, algunos compatriotas han encontrado una nueva opción de negocio.

Así es: ya es posible encontrar en el Zócalo, así como en otros puntos alrededor de Palacio Nacional, personas que, por una módica cuota, pueden colar a cualquier persona a la mañanera, de modo que puedan llevar sus peticiones, felicitaciones, reclamos, aclaraciones, quejas y lo que quieran, directamente al mandatario.

Los precios varían dependiendo de las técnicas usadas, que van desde túneles bajo la estructura, hasta cursos de escalada de muro y parkour para entrar de manera altamente espectacular.

«Pos mire, joven”, nos dijo Pancho, uno de los polleros. “La gente necesita un servicio así, que nosotros simplemente se los damos. Lo que les cobramos es simbólico, nomás 10 mil dólares, pero pos porque uno debe mantener a la familia”.

Quisimos entrevistar al presidente para que nos diera su opinión, pero no nos alcanzó lo que llevábamos para que nos pudieran colar. Mañana llevaremos efectivo.

Advertisements