Decano de la prensa cáustica y pragmática

Raúl Castro le pone sus condiciones a Barak Obama: "Embargo a las tortas cubanas y los chiles habaneros"

en Mundo Por

Tras la sorprendente noticia de que Barak Obama quiere reestablecer las relaciones diplomáticas con Cuba, y la confirmación por parte de ambos gobiernos de una conferencia telefónica sostenida por el propio Obama y el General Raúl Castro Ruz, este reportero se dio a la tarea de averiguar los puntos de dicha conferencia. Como es costumbre, cuando me propongo algo, lo consigo, así que en exclusiva para El Dizque logré transcribir los puntos principales de la entrevista Castro-Obama, ocurrida el pasado martes 16 de diciembre. La primera plática entre mandatarios de ambos países desde la Revolución Cubana de 1959.

— Hello, mister Castrou. I am Mister Obama, perou tú poder decirme Barak.

— Hola, chico. A mí me puede decir Raúl.

— Okay, Raúl. I’m very agradecidou with you por la liberación de nuestros presos politicous que your brother Fidel tener retenidous desde más de veinte años.

— Mira, chico. Las cosa aquí en la isla no están como pa’ndar manteniendo a gringos sin dólares.

Ser un actou muy generoso de tus partes. Mí considerar volver a hacer tratous comerciales con tu isla if you querer.

— ¡Cosa má grande, mi negro! Pero está de acuerdo usté que nosotro también tenemos uno asunto pendiente con ustede, mulato.

— What? ¿Qué pendientes tener ustedes con nosotros?

— Mira, mi negro santo. La cosa es que desde que nos impusieron el embargo económico, mucho de lo que nosotro le vendíamo se lo siguieron comprando a otro paíse. Estamo de acuerdo en que el azúca no era exclusivo de Cuba, y que le compren también ahora el Ron Bacardí a lo puertorriqueño. Pero hay mucha otra cosa, chico, que hacen otro paíse. ¡No hay derecho, mi negro!

— ¿A qué referir you, Raúl?

— Óyeme, tú, chico. Lo que lo mexicano hacen, no tiene perdón de la Revolución. Tu país, mi negro, tiene que parar de inmediato la fabricación de tortas cubana en México, y también deben de quitarle la denominación de origen al chile habanero, mi negro. ¿Pa' qué le ponen así si es de Yucatán?

— ¡Oh, Raúl! Eso ocasionar problemas con Méxicou. President Peña ser buen gato mío. Sorry, sorry… Quise decir good friend of mine.

— Es inmoral eso que nos ellos nos hacen. No má piratería al pueblo cubano. Además te pediremo que ejerzas presión pa’ que borren del mundo entero esa mala imagen que hicieron de nuestra mujere por su causa, mi negro.

¿What?

— Sí, mi hermano. Durante año no se han cansado de difundir por todo lo medio posible su película y su canción de Juana la Cubana, y la verdá, ninguna mujé de la isla se parece a la tal Juana. Todo el mundo debe sabé que la Revolución gobierna el país y no esa mujé, que dice que bailando se convierte en reina. ¡Chico! ¡Ésta no es una monarquía!

— Mí no comprende, Raúl.

— Esas son nuestra condicione, Brak. Ya tú sabe, mi negro: ¡Si tú quiere volver a comerciar con nosotros, esas son las condicione!

Advertisements

Lo último de Mundo

Ir Arriba