Que Murillo Karam es el ideólogo de las protestas, revelan.

Después de que estudiantes normalistas de Guerrero emplazaran al presidente Enrique Peña Nieto a que renuncie en un lapso de seis días, el Gobierno Federal reaccionó de manera pronta y expedita anunciando que “habrá una reestructuración radical del estado de derecho, la procuración de justicia y el esquema de policías” en esta misma semana.

¿Qué quiere decir eso? No lo sabemos, y por ello consultamos al politólogo y jurista Romualdo Garaycoechea, a quien encontramos atendiendo su puesto de tortas en la colonia Obrera.

De acuerdo a Garaycoechea, “lo que quiso decir el gobierno, a través de la Secretaría de Gobernación, fue ‘Oigan, tranquilos, ¿no?’, pero hay un significado más profundo aún”.

El también Doctor en Historia, nos mostró algunos libros con los que sustenta su traducción del anuncio.

“Básicamente”, prosiguió el catedrático, “están diciendo que Jesús Murillo Karam es el ideólogo de las actuales protestas. Si Murillo Karam no se hubiera cansado, todo estaría tranquilo, pero como se cansó, provocó un cansancio generalizado”.

— ¿Entonces qué tenemos que esperar esta semana?

— Pues que mandarán a descansar a Murillo Karam para que la sociedad ya no se ande cansando.

— ¿Quiere decir que el presidente lo despedirá?

— No, eso se oye muy feo. Más bien lo mandará al karamjo.

Romualdo Garaycoechea: "La política del cansancio es la política del desgaste. Un político cansado es un pobre político. Y pobres de nosotros".
Romualdo Garaycoechea: «La política del cansancio es la política del desgaste. Un político cansado es un pobre político. Y como resultado, pues pobres de nosotros».

Por lo pronto, esta misma semana se espera que una coalición de organizaciones de izquierda, otorgue un reconocimiento a Enrique Peña Nieto por ser el primer presidente capaz de unir a las organizaciones de izquierda.

Advertisements