Decano de la prensa cáustica y pragmática

Pedro Fernandez y María Rebeca filmarán la secuela de La niña de la mochila azul

en Espectáculos Por

Después de la aparición de Macaulay Culkin en la serie web DRYVRS reinterpretando a Kevin McCallister, su personaje de Mi pobre angelito, con una serie de traumas por haber pasado la navidad sólo, Televisa ha revelado que hará lo mismo, pero ahora con la icónica película La niña de la mochila azul.

Esta historia, que completará la icónica trilogía, versará en cómo el adulto contemporáneo ha olvidado sus sueños de cuando niño, y cómo se ha automatizado la vida, quitándole ese sabor por las cosas simples que no requerían más que disfrutarlas. También abordará por qué las relaciones entre individuos de diferentes niveles sociales, económicos y culturales a la larga no funcionan a menos de que se tornen meramente en algo pasional y carnal.

¿Pero eso no le quita todo el sentido a la historia original? —Le preguntamos a Frankie Rivers, director de la cinta, quien amablemente nos respondió:

“No, por supuesto que no. Por el contrario, le estamos dando seguimiento a la vida adulta de los personajes. Recuerde usted que en la película original, María Rebeca vivía con su tío, interpretado por Adalberto Martínez ‘Resortes’, que era un alcohólico. Por supuesto que deben quedar secuelas de una situación así en su vida adulta; por eso nos instruiremos con gente profesional en la materia para que nos diga cuántos traumas pudo haber adquirido”.

— ¿Pero entonces dónde queda la ternura de la historia?

— Lo tierno siempre quedará en la mente del espectador. Habrá quienes se hagan ilusiones de que todo con amor se puede, pero queremos abrirles los ojos y decirles a todos que si no tienen dinero, metas o de mínimo un trabajo donde les den prestaciones, no aspiren a una vida en pareja de esas como ven en las novelas.

— ¿No es demasiado cruel todo esto?

— Claro que no: Cruel es darse cuenta que había aguacate ya cuando uno terminó de comer.

Advertisements

Lo último de Espectáculos

Ir Arriba