Decano de la prensa cáustica y pragmática

Michael Jordan será inducido al Salón de la Fama del Beisbol

en Deportes Por

El astro del basquetbol, Michael Jordan, tuvo un lapsus a principios de los noventas en el cual se retiró para dedicarse al beisbol profesional. Sumó 17 juegos con los Medias Blancas de Chicago, y de ahí lo bajaron a la filial de ligas menores, en Birmingham. Logró tres home runs y su porcentaje de bateo fue de apenas .202; cuando mucho subió a .252 en la Liga de Otoño, en Arizona.

Sin embargo, las Ligas Mayores anunciaron que será inducido al Salón de la Fama MLB, lo cual ha extrañado a muchos, pues la carrera beisbolera de Jordan no fue nada brillante.

“Michael Jordan tiene todos los méritos para llegar al Salón de la Fama, no debería haber discusión sobre eso”, declaró Rob Manfred, Comisionado de la MLB, en entrevista exclusiva para El Dizque. “Quienes no estén de acuerdo, es porque no aman el beisbol. Es más, lo odian…  Y no tienen la humildad para reconocer que Jordan es una de las figuras más relevantes de la historia en lo que a beisbol se refiere”.

— ¿Cuáles son los méritos de Jordan para estar al mismo nivel de un Babe Ruth, un Lou Gehrig, Ty Cobb, DiMaggio, Aaron y otros más que dieron su vida en el diamante?

— Los números lo avalan, jovencito.

— ¿Los números? Pero si su porcentaje fue muy bajo…

— ¡Porcentaje mis polainas! ¿Sabe usted el número de entradas que se vendió? ¿La cantidad de dinero que entró a la liga por cuestiones de patrocinadores? ¿El número de gorras de los Medias Blancas que se vendieron? ¿El número de camisetas con el número 45? ¿El número de tarjetitas? ¿El número de personas que les interesó el beis sólo porque Jordan iba a jugar? ¡Esos son los números que importan!

— ¡Oh!

— Además, si Stallone entró al Salón de la Fama del box sin haber sido boxeador, o si el vocalista de The Police entrará al de WWE, ¿por qué Jordan no iba a entrar al Salón de la Fama del Beisbol? A ver, a ver, dígame… ¿Ah, verdad? ¡Pus éste!

Advertisements

Lo último de Deportes

Ir Arriba