Margarita Arellanes anuncia su plan de contingencia de tornados para Monterrey

Muchos ya ni se acuerdan de ella, pero aún debe ser tomada en cuenta porque le quedan algunos meses como alcaldesa de Monterrey. Ella, quien le dio las llaves de la ciudad a Jesucristo y luego se las quitó, ha dado la cara a los medios por primera vez desde que fue pisoteada en las elecciones internas del PAN (el partido, no la película).

Margarita Arellanes, la reina de los baches, la diosa del chapulineo, la alcaldesa de la ciudad más importante del universo regiomontano, dio la cara en exclusiva para El Dizque, pero esta vez para explicarnos el porqué de sus decisiones, en específico de los baches.

“Primero que nada, gracias por la oportunidad. Sé que ustedes son un medio justo y respetado, con muchos años diciendo la pura verdad. Es muy triste lo que ha estado pasando en el norte de nuestro continente, con los tornados y sus devastadoras consecuencias. Ustedes, comunidad regia de Monterrey, se enteraron de que es probable que los tornados también lleguen a nuestras intocables tierras. Sería triste que esto llegara a suceder, pero también es una buena oportunidad para expresar el porqué de las cosas”.

— ¿De qué cosas?

Déjeme seguir. Antes que nada, aclarar que aunque la ciudad de Monterrey sí está llena de baches, en realidad es todo el estado, y el gobernador de Nuevo León abusó de mi confianza y mi honestidad, y hasta prestó mi ciudad para hacer eventos extremos. Todos tienen meses criticándome porque la ciudad de Monterrey parece La Mole, o la cara de Jonathan Orozco, llena de pozos. Es el momento en que la ciudadanía, y lo digo con educación, respeto y optimismo, me pida disculpas.

— ¿Disculpas de qué?

Déjeme seguir. Mi gabinete –el de humanos, no donde guardo mis Shalalás—siempre está un paso adelante, y tenemos todo previsto desde meses antes de que sucedan las cosas. No hemos querido rencarpetar la ciudad porque yo sabía desde hace mucho que posiblemente vendrá uno que otro tornado a la ciudad.

¿Y eso qué? ¿Por lo de Monterrey extremo?

Déjeme seguir. Ya le comenté que en eso nada tuve que ver. Volviendo a los tornados. Entre las muchas recomendaciones que se están haciendo, es que eviten estar en lugares cerrados. Si están en casa, pónganse bajo un colchón, pero lo más importante…

— ¿Qué?

Déjeme seguir. Lo más importante es que cuando salgan a la calle, puedan esconderse en algún hoyo o zanja. Es precisamente por eso que no habíamos tapado nada, previniendo lo que podía suceder. Tenemos calculado que, por cuadra, hay aproximadamente siete baches, y en cada uno cabrían once personas. Por eso no habíamos hecho nada, y aún y con mis buenas intenciones, Rodrigo Medina de la Cruz lucró con mis buenas intenciones, por lo que considero que es momento que la ciudad me pida perdón. Todo ha sido intencionalmente para el bienestar de mis monterrellenos. Eso sí, es una lástima que mi ciclo termine pronto, por lo que ya no me va a dar tiempo de arreglar nada, pero que la historia me recuerde como alguien que pese a sus insultos y memes, les salvó la vida.

— Entonces, ¿gracias?

Déjeme seguir. Y considero justo que ahora sea Jesús quien me de las llaves a mí.

— Y si usted sabía lo que iba a pasar desde meses atrás, ¿ya sabía que no iba a ganar las elecciones internas?

Ya no me deje seguir.

Advertisements