Manny Pacquiao aprendió a ser diputado en México. Ahora volverá para dar seminarios

El filipino Manny Pacquiao no sólo es uno de los boxeadores más destacados de los tiempos modernos, sino también un político amado por sus votantes, pues desde 2010 es diputado del Congreso Filipino representando a la provincia de Sarangani. Sin embargo, ha causado conmoción la noticia de que en este año asistió a la cámara sólo cuatro veces. 

El filipino justifica sus acciones afirmando que corresponden a lo que ha aprendido en sus viajes a México en las giras promocionales con peleadores mexicanos.

«Lo que pasa es que en mis viajes a México visité el Congreso de allá, y noté ciertos patrones que les funcionan muy bien a los diputados mexicanos, como es el faltar a la cámara para resolver otros asuntos, ya sea investigar las necesidades del pueblo o irse de fiesta con la secretaria. Cualquiera de esas mexicanadas que se inventan», mencionó Pacquiao.

Además, el Pac-Man dijo que tiene un asistente que toma nota de todas las sesiones:

«Pero no me malinterpreten: Tampoco es que me desentienda del Congreso: Mando a mi asistente a que haga apuntes de lo todo lo que sucede, y luego le paso los apuntes a mi otro asistente para que haga mi bitácora legislativa. Así maximizo mi tiempo», aclaró.

Y así como hace décadas los brasileños pedían asesoría a Pemex y hoy Pemex pide asesoría a Brasil, la Cámara de Diputados de México ha pedido a Manny que una vez que pelee contra Mayweather, se dé un tiempo para venir a México a dar seminarios sobre cómo un legislador puede «maximizar su tiempo», faltar a su puesto, y aún así tener la simpatía de los votantes.

Advertisements