Decano de la prensa cáustica y pragmática

Los derechos de los memes, protegidos por el nuevo acuerdo USA-México-Canadá

en México/Mundo/Política Por

Después de más de un año de negociaciones, Estados Unidos, Canadá y México llegaron a un acuerdo de último minuto para la creación de un nuevo tratado de libre comercio que remplazará al TLCAN. El retraso se debió a que en los últimos meses estuvieron pensando un nombre adecuado para este acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá, y finalmente decidieron bautizarlo como Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá.

Entre los cambios que veremos en el nuevo tratado comercial, conocido como USMCA, por sus siglas en inglés, se encuentran el abrir el mercado lácteo de Canadá, una tasa de cambio contenida, nuevos mecanismos para solución de disputas y un porcentaje mayor de partes de vehículos fabricadas en América de Norte.

Pero el apartado que más beneficiará a México es el que habla de la cooperación y la liberación de aranceles para los memes.

Aunque Estados Unidos es el principal exportador de memes a nivel mundial, y posee los derechos intelectuales de los más antiguos, como el “¡Ay sí, ay sí!”, el “¡No me digas!” y la novia psicópata, es un hecho que México se ha convertido en un mercado emergente en la industria de memes.

En los últimos cinco años, nuestro país ha producido más de 70 mil memes, los cuales representan una derrama económica de cerca de 250 billones de dólares. Las empresas que se dedican a diseñar memes han crecido de manera enorme, y sus dueños se encuentran ya en la lista de los hombres más ricos del mundo.

Los protagonistas de los memes también han visto aumentada su riqueza. San Juan Cholo, por ejemplo, era sólo un pequeño empresario ganadero, pero gracias a las regalías por sus memes ahora es dueño de la mitad del estado de Tlaxcala.

Está también el caso del periodista Marcos Martínez Soriano, presentador de un noticiero coahuilense, que se volvió meme por insultar a Joaquín López Dóriga y Carlos Loret de Mola sin saber que estaba al aire. Gracias a su meme, Martínez Soriano ya es dueño de la televisora donde trabajaba.

Y qué decir de Enrique Peña Nieto, cuyos ingresos por memes multiplican varias veces los de su salario como presidente. Sobra decir que no necesitará para nada la pensión una vez que deje el cargo, pues las regalías podrán mantener a los hijos de sus hijos de sus hijos de sus hijos.

Aunque lo bueno no cuente ni valga, sigamos apoyando a la industria memera mexicana.

Netflix anuncia “Payasito de la Tele”, la serie biográfia de Cepillín

En diciembre, inaugurarán exposición de memes en el Museo Nacional de Arte

Undertaker protagonizará la nueva versión de Dr. House

Advertisements

Lo último de México

Ir Arriba