Decano de la prensa cáustica y pragmática

Godzilla habla de su experiencia en la Ciudad de México

en Espectáculos Por

La Ciudad de México será el escenario para una de las escenas de la próxima película del monstruo consentido de Japón, nos referimos a Godzilla, quien se encuentra filmando su más reciente película que será estrenada en el año 2019.

Del 20 al 22 de agosto de este año, en la Plaza de Santo Domingo servirá como set de dicha película. Sin embargo, lo que pocos saben es que Godzilla ya llegó a nuestro país.

Con tantos años en el mundo del cine y la televisión, Godzilla habla perfectamente más de 10 idiomas, entre ellos el español, por lo que accedió a darnos una entrevista para expresar su punto de vista sobre su primera visita a nuestro país.

“México es muy bonito, el clima es mucho mejor que en otros lados que he estado. Llegué ayer, adelantándome a la producción, pues quise conocer de primera mano el escenario”.

Godzilla ya tiene anécdotas para contar de esta visita:

“Pasé a la Plaza de Santo Domingo, obviamente de incógnito, cuando un individuo se me acercó para ofrecerme lo que yo quisiera, y yo le pedí un agua de esas, que le llaman horchata. El individuo me condujo a una oficina y otra persona me preguntó que cuántas horchatas iba yo a querer. Le dije que nomás una, y como que puso caras, pero dijo que no había problema, que él la tenía lista para el día de mañana. Me pidió que le dejara 500 pesos y que lo demás se lo diera cuando me entregara mi horchata.

“La verdad, se me hizo muy cara porque yo vi que en otro lado las vendían a 20, pesos y no te pedían fotografía de ningún tipo, pero bueno. De ahí, salí sin mi horchata y me detuve en una calle donde un individuo se me acercó a preguntarme la hora. Cuando saqué mi celular para ver qué hora era, el individuo me lo arrebató y corrió hasta un lugar que le llaman Eje Central. De ahí ya no supe más de él porque cuando quise alcanzarlo, varios individuos me toparon y me negaron el paso. Yo bien los pude haber aplastado, pero no quise meterme en más problemas.

“Lo que me sorprende es que mi celular tenía un GPS especial que me permitía rastrearlo por todo el mundo, con 5 claves de seguridad y cuando fui a un café internet para buscarlo, ya no lo encontré”.

— ¿Y luego qué pasó?

— Ah, pues fui a denunciar el robo y me enviaron a un lugar que denominan “bunker” para que ahí levantara mi denuncia. Ahí tardaron como dos horas en atenderme, pero no querían levantar el acta porque no traía identificación, y le expliqué que no tenía porque soy un monstruo, pero ni así. Fue entonces cuando un teniente se apiadó de mí y me comenzó a preguntar sobre lo que había pasado. Cuando le dije que me habían robado mi celular, me preguntó si tenía yo la factura, le dije que no, que estaba en Japón, y me contestó que así no se iba a poder, porque si no agarraron al ladrón en pleno asalto, mi denuncia no procedía a menos que supiera cómo se llama el que me asaltó o por lo menos dónde vive.

“Ya cansado, tomé un taxi y le pedí me llevara al hotel donde me estoy quedando, allá por los rumbos de Reforma. Sé que no estaba tan lejos de donde me encontraba, pero el taxista hizo aproximadamente dos horas en llegar y tuve que pagarle 750 pesos, pero bueno, al menos ya pude llegar a descansar”.

— Qué lamentable esto, señor Godzilla.

— Pues sí, pero no pierdo el entusiasmo por grabar la escena. Total, basta con acordarme de todo esto para sacar la furia de mi ser y dar la mejor interpretación de mi carrera.

— Le deseamos mucho éxito.

— Gracias, señor de El Dizque. En Japón nos gusta mucho lo que publican y de hecho, hasta hay un parque temático basado en ustedes. Soy su fan.

 

Advertisements
Tags:

Lo último de Espectáculos

Ir Arriba