Decano de la prensa cáustica y pragmática

El Vaticano actualiza la Biblia: Prepara el Moderno Testamento

en Mundo Por

Debido a que lo que conocemos de la Biblia ya se sabe al derecho y al revés, surgieron fuertes rumores de que en el Vaticano comenzarán a redactar una nueva sección, es decir, un nuevo, nuevo testamento.

¿Pero es necesario eso? No lo sabemos, y por ello consultamos al teólogo, politólogo y jurista Romualdo Garaycoechea, a quien encontramos, como es costumbre, atendiendo su puesto de tortas en la colonia Obrera.

“Es necesario y no, porque la verdad es que la gente no conoce la Biblia, piensan que sí, y aseguran que ahí vienen cosas como los Tres Reyes Magos, pero sólo dice que son magos y no dice cuántos. Tampoco aparece el diablo, ni el infierno y menos el purgatorio. Y no dice nada de los siete pecados capitales. Ah, pero mucha gente jura que la historia de Ben Hur está en la Biblia”.

Romualdo Garaycoechea: "La política del cansancio es la política del desgaste. Un político cansado es un pobre político. Y pobres de nosotros".
Romualdo Garaycoechea: “Y no, tampoco viene nada de los chakas y San Juditas“.

De acuerdo al experto, un testamento moderno podría incluir cosas como las cruzadas, las revoluciones sociales, las guerras mundiales, la muerte de Elvis y la caída de las Torres Gemelas, todo enlazado con la vida de los santos modernos.

Este reportero, siempre comprometido con la verdad y con los cheques de El Dizque, tomó el primer vuelo hacia Roma para entrevistar nada menos que a Su Santidad, el papa Francisco.

“Che, qué gusto que me vengan a entrevistar de El Dizque”, dijo el Papa. “Antes que nada, un agradecimiento por todo el apoyo que nos brindan”.

— Señor don papa, se cuenta por ahí que se está viendo la posibilidad de escribir un nuevo, Nuevo Testamento. ¿Es cierto eso? ¿Es cierto? Díganos, por favor.

Sí, es cierto. Se ha evaluado mucho, y aparte, acá entre nos, quiero que sepás la verdad… Las ventas de la Biblia han bajado mucho. Además de que, lógicamente, debemos actualizarnos.

De acuerdo a Su Santidad, un grupo de teólogos reunido por el Vaticano, se encuentra examinando minuciosamente la Biblia para encontrar huecos morales que requieran ser llenados.

“Se trata de ser modernos, ¿viste?”, continuó el Papa. “Y de hecho así se va a llamar: El Moderno Testamento, y en él colaborarán historiadores y periodistas reconocidos a nivel mundial. Los datos por ellos recabados serán embellecidos por los teólogos, quienes le darán una explicación racional a los hechos, es decir, una explicación religiosa, ¿te das cuenta, che?”

— ¿Saben algunos de los títulos de los libros que integrarán el Moderno Testamento?

— Sólo de algunos, como La Revelación de San Goloteo, El Evangelio según Abraham Lincoln y Hechos de Andrés Manuel.

— Ha pasado mucho tiempo, don papa, desde las últimas noticias de la Biblia. Van a tener mucho trabajo los redactores.

Vos sabés que el tiempo no perdona, hijo, y pasa rápidamente enfrente de nuestros ojos. Vos sabés que lo escrito, escrito está, y tenemos mucha historia por cubrir. Es hora de seguir escribiéndola para que dentro de 2000 años podamos seguir dominando a la raza humana.

— Pero, en términos religiosos. ¿Qué es el tiempo?

— Ha pasado tanto, que para la religión cien años sería un segundo.

— ¡Achís! Entonces, ¿cuánto es para la religión un millón de dólares?

— Pues sería digamos, un centavo, ¿viste?

Pues présteme un centavo, ¿no?

En un segundo, che.

Advertisements

Lo último de Mundo

Ir Arriba