Decano de la prensa cáustica y pragmática

El Rey Herodes promete esclarecer la matanza de los santos inocentes

en Historia Por

JERUSALÉN, AÑO 1 — El día de ayer circuló en redes sociales la noticia de que varios primogénitos de la aldea palestina de Belén habían sido levantados por sicarios. La población entró en pánico. Muchos culparon del ataque a tres dignatarios de provincias orientales que habían permanecido en ese lugar.

“Decían que eran reyes, pero pa’ mí que ni eran reyes”, declaró Séfora, esposa de Nemequías, padre de Gamaliel y vecina de Belén. “Sí se veía que traían dinero, pero pa’ mí que venían huyendo de la ley. ¿Por qué otra razón se hubieran venido a parar a la posada de don Ajshalom?”

Sin embargo, otros habitantes de la aldea dicen que los tres personajes eran en realidad magos: “Yo supe que antes de venir pa’cá, habían pasado a ver al rey Herodes, y a lo mejor por eso surgió el rumor de que eran reyes”, declaró Aviezer ben Asaf, tendero de la zona.

Los tres supuestos magos o quizá reyes. Pieza clave en el rompecabezas.
Los tres supuestos magos o quizá reyes. Pieza clave en el rompecabezas.

Otras versiones señalan que venían a visitar a un recién nacido. Eleazar bar Guilad, pastor de Belén dice haberlos visto buscando a dicho niño: “Primero me hice güey y no les dije, no fueran a querer robárselo, pero luego supe que sí lo encontraron y le llevaron regalos. Ora sí que le tocaron sus Reyes al bebé”.

— ¿Y qué pasó con el bebé y su familia?

— Pues se fueron poco después de los tres magos. Salieron de prisa, yo creo que ya se les iban a terminar las vacaciones navideñas.

La misteriosa famila escapó en las sombras de la noche.
La misteriosa famila escapó en las sombras de la noche.

Tras esos sucesos, aparecieron los sicarios, que de acuerdo con las autoridades locales, se trató de una banda de maleantes que pretenden derrocar a Roma: el Cártel de los Zelotes.

“Se iban a llamar el Cártel de los Elotes, pero aquí ni se cultiva eso”, declaró Malkiram ben Usher, delegado de la policía colaboracionista de Belén.

De acuerdo a Ben Usher, los zelotes habrían llegado la noche del 28 de diciembre a Belén: “Y se pusieron a levantar a todos los niños de dos años para abajo, y a muchos de ellos los mataron en el lugar”.

Sin embargo, muchos vecinos que pidieron el anonimato, señalaron que en realidad no eran zelotes, sino miembros de la Policía Judicial de Jerusalén: “¡Eran agentes federales!”, clama una de las madres.

— ¿Cómo pueden asegurar eso?

— Porque los zelotes siempre usan una daga pequeña, y estos traían espadas. Porque los zelotes no usan caballos, y estos traían caballos… Y finalmente porque vestían sus uniformes oficiales, con todo y el logotipo de Herodes.

La versión oficial señala que los zelotes fueron los autores del crimen.
¿Hubo agentes federales involucrados?

Al conocerse esta versión, el gobierno de Jerusalén reaccionó. El rey Herodes de inmediato negó la posibilidad de que fuerzas federales hubieran realizado el crimen: “Pero si hubiera alguien de nuestro gobierno coludido, tarde o temprano caerá, pues nadie puede estar por encima de la ley, sólo los romanos”.

Más tarde, el rey Herodes informó que la Procuraduria General de Jerusalén atraerá las investigaciones que hasta ahora eran llevadas a cabo por las autoridades locales de Belén: “He instruido a mis ministros para que lleven a cabo las investigaciones pertinentes. No vamos a permitir que este crimen quede impune. ¡Los niños desaparecidos deben aparecer con vida! ¡El dolor por esos santos inocentes debe de impulsarnos como nación! ¡Todos somos Belén! ¡Todos somos Belén!”.

Hasta este momento han sido detenidos siete presuntos zelotes, quienes tras la tortura establecida por la ley, declararon que los tres magos les pagaron para hacerlo. Ya se giraron las órdenes de aprehensión correspondientes. Las investigaciones continúan.

Advertisements

Lo último de Historia

Ir Arriba