Decano de la prensa cáustica y pragmática

Descubren que las canciones de Kurt Cobain en realidad fueron escritas por Ricardo Arjona

en Mundo Por

Asombrosa revelación la realizada esta mañana por el cantante y compositor Ricardo Arjona a través de la cadena CNN, pues confirmó la investigación conjunta realizada por el New York Times, el Washington Post, The Guardian, Le Monde y El Dizque, que durante meses recabaron evidencias que llevaban a la conclusión de que el guatemalteco es el verdadero autor de las canciones de la banda Nirvana, tradicionalmente adjudicadas a Kurt Cobain.

“Estos periodistas cavaron mucho hasta llegar a la verdad”, dijo Arjona en la entrevista con el conductor Charly Furtwänglerhaggen. “Fue mucha la presión, y aunque le juré a Curco jamás revelar la verdad, no me dejaron otra opción”.

Arjona narró que en los ochentas comenzó a escribir canciones para otros artistas, como son La mujer que no soñé jamás, para Eduardo Capetillo; Tan sólo una mujer, para Bibi Gaytán; y Detrás de mi ventana, para Yuri.

“Curco había formado una banda en el 85, pero no la armó, así que en el 87 formó Nirvana, pero primero me habló y me dijo: ‘¿Qué tranza, pinchi Arjo? Hazme paro, ¿no?’, porque él creció en Tepito, no sé si sepas”.

— ¿Y le iba al América?

— Y le iba al América.

Arjona dijo que entonces comenzó una larga colaboración con Cobain. Sin embargo, ambos decidieron que el crédito se lo llevaría el fundador de Nirvana.

“Lo que pasa es que las canciones que le hacía al Curco eran chafitas. No me quebraba la cabeza; íbamos a un café y le escribía tres o cuatro en una servilleta en dos, tres minutos, por eso ni le cobraba. En cambio, las canciones que sí llevan mi crédito son producto de un extenso proceso intelectual, ¿sabes? Me tardo meses en lograr que mi poesía sea perfecta”.

Arjona afirmó sentirse liberado al contar por fin toda la verdad. No obstante, dice que permitirá que el crédito siga siendo para Cobain.

“Se lo debo al Curco. En cierta manera se lo merece, porque tenía talento para interpretar mi música, aunque siempre sufrió por no poder alcanzar mi nivel de calidad. Eso finalmente lo condujo al precipicio”.

Arjona no quiso hacer comentarios cuando le preguntaron si era verdad que cuando era niño él comenzó a escribirle sus novelas a José Saramago.

Advertisements

Lo último de Mundo

Ir Arriba