Comercios en el mundo comienzan a aceptar pagos en agua

Después de que el agua comenzara a cotizar dentro de la bolsa de valores, el valor de la misma comenzó a aumentar en diversos mercados, al grado que algunos comercios en todo el mundo han comenzado a aceptarla como moneda corriente.

Por lo pronto, es posible cambiar algunas botellas de agua purificada por dólares o euros, dependiendo de a cómo amanezca la cotización. También es posible pagar en algunas sucursales de Tifanny en Paris o Nueva York, lo que ha convertido el traer una botella de agua en un símbolo de opulencia.

Sin embargo, las cosas no van a ser tan sencillas, según nos comentó Ricky McPato, uno de los corredores de bolsa que han estado estudiando esta nueva tendencia. «La gente cree que cualquier agua va a ser suficiente, pero no. Para que pueda considerarse como de curso legal, el agua debe de tener un nivel de pureza de cuando menos el 80%, y ser apta para el consumo humano. Ya hemos tenido casos de gente que trata de usar agua que recolectaron de un charco, o incluso orina, y todo eso pues nomás no”.

Por lo pronto, se recomienda que la gente que pueda comience a apartar agua, pues resultará ser una forma de ahorro más eficaz que incluso el oro.

Advertisements