Decano de la prensa cáustica y pragmática

Científicos demuestran que José Alfredo Jiménez tenía razón: "La vida, efectivamente, no vale nada" 1

Científicos demuestran que José Alfredo Jiménez tenía razón: "La vida, efectivamente, no vale nada"

en Espectáculos/México Por

Un grupo de científicos integrado por miembros de las más prestigiosas universidades de Guanajuato y la Ciudad de México, anunció el día de hoy, con motivo del 90 aniversario del natalicio de José Alfredo Jiménez, que han llegado a la conclusión de que el afamado compositor nacido en Dolores Hidalgo, tenía razón.

“Después de exhaustivos estudios, logramos establecer que lo que decía José Alfredo era la verdad”, dijo en conferencia de prensa Telésforo Cuatrocopas Carrasco, coordinador del grupo de academicos. “La vida no vale nada... Es un hecho”.

El profesor Cuatrocopas explicó que si uno quiere saber de su pasado, “es preciso decir una mentira, decir que uno viene de allá de un mundo raro”.

La vida, de acuerdo a los estudios hechos por los académicos, consiste de cuatro caminos. “¿Cuál de los cuatro será el mejor? Eso no lo sabemos”, externó. “Lo que podemos saber es que al fin del camino comprenderemos nuestros males, sabiendo que nacimos para morir iguales... Y solamente la mano de Dios podrá castigarnos”.

Las reflexiones de los investigadores establecen que el precio que se le puede poner a una vida es demasiado subjetivo para considerarlo siquiera irrisorio:

“Ni siquiera en regiones en donde se viva a base de usos y costumbres, pues las distancias apartan las ciudades... Y las ciudades destruyen las costumbres”, afirmó categórico. “Por eso luego uno dice que da igual que se me acabe la vida y que tú la sigas viviendo, a ver si al cabo del tiempo tus labios se siguen riendo”.

— ¿Porque el destino todo cobra y nada olvida? —pregunté.

Y noche con noche va creciendo más y más. Y esto se deduce de que quién no sabe en esta vida la traición tan conocida que nos deja un mal amor.

— ¿Y no cuenta la suerte, profesor?

— Podrás tener mucha suerte, podrás andar por el mundo destrozando corazones.

— ¿Podré hacer lo que quiera?

— Seh, podrás tener mil amores.

— ¡Ah! No me amenaces.

Advertisements

Lo último de Espectáculos

Ir Arriba