Decano de la prensa cáustica y pragmática

Agustín Carstens aceptó posar desnudo para la obra maestra de Botero

en Mundo Por

Fernando Botero, el afamado pintor colombiano, a sus 82 años ha confesado que cada vez se siente con menos fuerza para pintar. Sin embargo, antes de que su cuerpo se lo impida, de una vez por todas desea concebir la obra más ambiciosa de su carrera, a la que llamará El banco desnudo. Efectivamente, la obra incluirá un desnudo artístico.

“Ya no tenía ganas, hasta que acudí a México a recibir un doctorado honoris causa”, afirmó Botero cuando le preguntamos detalles sobre la obra. “Allí conocí al doctor Agustín Carstens, presidente del Banco de México. Fue una experiencia religiosa. Su gordura mórbida poseía la fuerza de un mamut y la gracia de una bailarina de ballet. No pude dormir en varias noches; sentía unas ansias de pintar que creía perdidas, así que me cité con él y le propuse pintarlo. Le dije: ‘Tu belleza tiene que conocerla el mundo entero’”.

Las reacciones no se hicieron esperar, y Carstens se vio en la necesidad de convocar a la prensa. Así, declaró esta mañana: “Siempre supe que era bello. Pero soy un hombre humilde, además, por mi cargo, debo mantener un bajo perfil. Me costó mucho aceptar posar desnudo, pero creo que Botero podrá capturar eternamente mi cuerpo en una pintura. Aunque lo sé, será un poco controvertida”.

Críticos y curadores de museos como el Louvre, que ya han visto algunos avances, aseguran que es la mejor obra de Botero. Robert Hughes, uno de los críticos de arte más severos, ha dicho: “Es un Botero más vivo que nunca. El mejor”.

El colombiano ya ha adelantado datos sobre su pintura, como que en ella Carstens está recostado sobre el Banco de México comiendo campesinos. Según el pintor, ha sido un trabajo duro, sobre todo porque las partes íntimas eran muy pequeñas y difíciles de encontrar.

Advertisements

Lo último de Mundo

Ir Arriba