Decano de la prensa cáustica y pragmática

No más Estadio Azteca: Las Águilas del América se mudan a Culiacán

en Deportes Por

Triste noticia para los fans del Club América, pues nadie esperaba que el legendario equipo pudiera ser vendido, pero finalmente sucedió.

“Sé que es difícil para los seguidores del club, pero era algo inevitable”, señaló en conferencia de prensa Bernardo Gómez, vicepresidente de Televisa. “Debido a la reestructuración de nuestra empresa, no tuvimos opción. A partir de septiembre, todos nuestros canales se volverán culturales, y no habrá cabida para el futbol entre nuestra programación de conciertos sinfónicos, ballet, ópera y reseñas de exposiciones artísticas”.

Aunque el comprador no fue revelado, El Dizque pudo enterarse que se trata de don Servando Esparragoza Carrillo, también conocido como “El Espárrago” o como “Z-619”, un humilde empresario agrícola y ganadero, dueño del rancho “Las Pitayas”, en la zona norteña del Triángulo Dorado.

Este reportero se trasladó hasta Culiacán, Sinaloa, para entrevistar al señor Esparragoza, quien dijo que comprar el América era como un sueño: “Cuando yo era plebe le iba al América, y todos mis amigos se burlaban. Ahora soy grande y ya soy dueño del América. Lástima que todos los batos que se burlaban de mí ya están fríos”, dijo.

El señor Esparragoza, quien viste como un campesino cualquiera —sombrero, camisa blanca, botas de piel de cocodrilo, anteojos oscuros, cadenas de oro y pistola con cacha de marfil—afirma que ya está construyendo un estadio para las Águilas.

“Lo estoy haciendo en La Mojonera, aquí en Culiacán, y se llamará Estadio de la Mojonera. Va a estar a toda madre, verdá de Dios”, reveló.

Por otro lado, el empresario aún no decide si seguirá llamando “Águilas” al equipo o buscará otro mote: “Pos pensaba en dejarle Águilas, pero también pensaba en Halcones, porque los halcones son bien útiles, bato. Aunque también puedo combinar Águilas con Culiacán para que sean las Culiáguilas”.

Tras la entrevista, don Esparragoza se ofreció amablemente a llevarnos al aeropuerto: “Aquí mis muchachos pueden darles un levantón… Que diga, aventón”.

Mientras tanto, en la capital del país, ya son cerca de 80 mil los aficionados que se encadenaron al Estadio Azteca y se han declarado en huelga de hambre hasta que Televisa cancele la transacción.

Seguiremos informando.

Advertisements

Lo último de Deportes

Ir Arriba