Decano de la prensa cáustica y pragmática

Escuchar reggaetón podría revertir la evolución humana, aseguran científicos

en Mundo Por

Según el más reciente estudio de la Universidad de Massachusetts, se ha podido comprobar que el reggaetón y la bachata son quizá los peores enemigos de la evolución humana desde las telenovelas mexicanas.

Durante un experimento, en el que se utilizaron a 100 sujetos de prueba provenientes de México y Centroamérica, se pudo notar que aquellos que eran sometidos a la bachata y al reggaetón sufrían modificaciones evolutivas preocupantes.

“Al principio pensamos que se trataba de un virus, pero luego nos dimos cuenta de que las melodías —si así se les puede llamar—tienen un efecto químico en el cuerpo equivalente a que tu mamá no hubiera tomado ácido fólico cuando estaba embarazada, luego te tirara de cabeza siendo bebé, y finalmente te removiera la mitad del cerebro para hacer quesadillas”, dijo –claramente preocupado—el doctor Davis Nathan, uno de los colaboradores del proyecto.

Los sujetos que fueron sometidos por más tiempo a dichos géneros musicales experimentaron cambios tremendos, como el que su escritura se deformara a grado tal que sus textos más pensados dicen cosas como “zoii d tepiis pru numa m enknta vztirrm azhiii numa m nknta komo nuz dzcriiviiste la nta cuiidat muxhiio”.

También comenzaron a querer aparearse en público y con la ropa puesta; comenzaron a vestir con zapatos parecidos a los de payaso, en algunos casos; y en otros, con los pantalones a la altura de las rodillas, lo que es clara evidencia de deterioro cerebral.

“En algunos casos extremos, algunos ejemplares comenzaron a decir que Cruz Azul sería campeón, lo cual era una muestra clara de delirio”, dijo el doctor Jeffrey Scott Flier.

Paises como Venezuela y Ecuador ya planean la prohibición de ambos ritmos. Por su parte, la Universidad de Massachusetts trabaja en un antídoto al tiempo que alertan sobre otros géneros como el K-pop, que produce efectos similares.

Advertisements

Lo último de Mundo

Ir Arriba